Las carreras cortas, de no más de 3 años de duración, son una muy buena alternativa para incorporarse en menos tiempo al mundo del trabajo con una capacitación profesional de valor.

Al estar generalizándose cada vez más, podemos afirmar que se trata de una tendencia. Esto se debe a que los conocimientos cambian cada vez más rápido, por lo cual es menos ventajoso desarrollar una carrera larga que cuando se termina ya hay que actualizar los conocimientos adquiridos o especializarse en una nueva área para mantener el nivel profesional y la competitividad laboral.

Por eso, una alternativa muy conveniente es desarrollar una carrera corta y complementarla luego con postítulos, especializaciones, programas avanzados o cursos de capacitación para actualizar los conocimientos incorporados o adquirir una nueva especialización.

Por otra parte, muchos institutos tienen convenios de articulación con universidades, como en nuestro caso con la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), por los cuales se puede cursar una carrera corta terciaria, obtener un título técnico o tecnicatura y luego continuar la carrera en la universidad para obtener el título de grado en la misma disciplina o en una afín.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar